¿Qué es la etología veterinaria?

En la actualidad definimos etología como la ciencia que estudia el comportamiento de los animales encargándose de describir y explicar todas y cada una de las conductas que se pueden observar en cada especie. Esta ciencia se ha considerado una rama de la zoología y han sido básicamente biólogos, zoólogos y médicos los profesionales relacionados con esta especialidad.

A través de los años, gracias al desarrollo de la medicina veterinaria, ha aparecido otro concepto que es el de etología clínica veterinaria o etología veterinaria. El motivo es que hay muchos cambios de conducta que son consecuencia de enfermedades y por lo tanto hay que realizar previamente un diagnóstico diferencial para determinar la causa y descartar cualquier origen orgánico.

Evaluaciones del comportamiento canino

La etología veterinaria es la especialidad veterinaria que se encarga de la prevención, el diagnóstico y el tratamiento de los problemas de comportamiento en los animales.

Hay muchos problemas de comportamiento que pueden ser debidos a enfermedades tanto en el perro como en el gato. Entre ellos nos encontramos los problemas de agresividad, ladridos excesivos o inadecuados, la eliminación inadecuada, niveles de actividad alterados, problemas de miedo y ansiedad, conductas compulsivas, el lamido excesivo, incremento de la sensación de hambre, ingestión de heces, dermatitis acral, alopecia psicógena en el gato, hiperestesia felina, entre otros.

De manera que el profesional que atienda este tipo de problemas debe tener conocimiento de otras especialidades veterinarias como la dermatología, la neurología, la medicina interna, la endocrinología para poder llegar a un diagnóstico definitivo.

Esta relación entre comportamiento y enfermedad ha llevado al reconocimiento de la etología clínica como una especialidad veterinaria, ya que es el veterinario el único profesional con competencia para diagnosticar enfermedades en los animales.

Tampoco debemos olvidar que hay muchos problemas de comportamiento que requieren la utilización de psicofármacos. En este sentido el veterinario es el único profesional con competencia para prescribir este tipo de terapias biológicas.

También debemos tener en cuenta la relación entre la etología veterinaria y el adiestramiento o educación canina. Las dos disciplinas comparten conocimientos y deben ser complementarias. La disciplina de la educación canina y el adiestramiento, debe contener conocimientos etológicos para aplicar de forma correcta todas las técnicas de modificación de conducta.

Por lo tanto, delante de un problema de comportamiento será imprescindible la intervención de un etólogo veterinario para realizar un diagnóstico correcto y plantear un plan de tratamiento adecuado. A partir de este momento será necesaria también la educación canina en caso de que sean necesarias técnicas de modificación de conducta.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
× Whats app COMPORTAVET