Por Judit Gutiérrez Sentenà el 26 marzo, 2019 en Etología canina, Etologia canina
0
0

 

Los trastornos relacionados con la separación: ¿qué son?


 

Para entender este problema, debemos considerar que durante el proceso de domesticación el perro ha mantenido una estrecha relación con el ser humano, de manera que están programados genéticamente para vivir en grupo. Esto explica que el perro busque el contacto constante y consistente con el propietario, que manifieste estrés cuando se separa de él y que se excite cuando aparece de nuevo.

Los perros que padecen un trastorno relacionado con la separación pueden presentar uno o varios de los siguientes síntomas:

  • Ladridos excesivos.
  • Conductas destructivas.
  • Eliminaciones inadecuadas: micciones y/o defecaciones.
  • Otros signos: intranquilidad, auto mutilación, conductas repetitivas, vómitos, deambulación, temblores.

No todos los trastornos relacionados con la separación tienen la misma causa, de manera que nos podemos encontrar con varias situaciones.

  • Que haya una ansiedad cuando el perro se queda solo o cuando anticipa que se va a aquedar solo.
  • Que el trastorno esté relacionado con una falta de estimulación. Ocurre en perros que están muchas horas solos y no pueden desarrollar su conducta exploratoria de forma adecuada, de manera que aparecen conductas destructivas.
  • Que el perro reaccione frente a estímulos ambientales, por ejemplo, algunos ruidos, sobre todo cuando se queda solo.

Por esta razón, es muy importante realizar una buena visita etológica para determinar frente a qué tipo de trastorno relacionado con la separación nos encontramos. Los puntos importantes a tener en cuenta en estos problemas son cuestiones relacionadas con el apego con el propietario, reacciones del perro cuando el propietario se prepara para salir, comportamiento del perro cuando se queda solo en casa (en muchas ocasiones es recomendable realizar vídeos para poder valorar bien el problema) y que ocurre cuando el propietario llega a casa.

Una vez tengamos claro que nos encontramos frente a un trastorno relacionado con la separación y estemos seguros de cuál es la causa, podremos iniciar un plan de tratamiento.

Los tratamientos suelen estar formados por una parte conductual, un enriquecimiento ambiental y en ocasiones puede ser necesario utilizar nutracéuticos, feromonas y/o psicofármacos dependiendo de cada caso.

Si tu perro presenta algunos de los síntomas mencionados anteriormente cuando se queda solo, es muy importante ponerse en contacto con nuestro veterinario y si es necesario, derivar el caso a un veterinario especialista en etología.

Si tu mascota presenta un problema de conducta, te podemos ayudar

Sobre el autor

Judit Gutiérrez SentenàVer todas las entradas de Judit Gutiérrez Sentenà

0 Comentarios

Añadir comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Copyright 2019 | comportavet

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies